viernes, 26 de agosto de 2011

Tengo ganas de ti.

- ¿En qué estás pensado? ¿En tus padres?
- No, pensaba en tí.
- ¿Y en que pensabas, si ni siquiera me conoces?
- Pensaba en lo bonito que es cuando no conoces a alguien pero lo tienes al lado, en los problemas que no tienes, en cómo te lo imaginas, en los juegos de la fantasía, en que vas donde quieres.
- ¿Y adónde has llegado?
- Lejos.