jueves, 8 de septiembre de 2011

¿Te acuerdas aquel día que me dijiste que estarías ahí siempre que yo lo necesitara? Te dije que lo dudaba, que para siempre era demasiado tiempo, pero tu insististe y yo como una tonta te creí; pues ahora se demuestra que yo tenía razón, que para siempre era demasiado tiempo, que encontrarías a otra y te olvidarías de mi... y te necesito a mi lado.

Pensándolo mejor, quédate ahí, no vengas, no quiero verte y mucho menos escucharte;  además ellos me ayudan a seguir adelante mejor que tú.






Sois muy GRANDES! (:

No hay comentarios:

Publicar un comentario